San Sebastián: ¡Finalmente en España!

Ya sea San Sebastián en español o Donostia en euskera – la Capital Europea de la Cultura de 2016 sin duda es hermosa. Y, sobre todo, perfecto para surfistas y amigos del perro. ¿Un buen destino de verano?

A nuestro vídeo de San Sebastián

...¡incluso perfecta para bicicletas, también!
…¡incluso perfecta para bicicletas, también!

Después de nuestra salida espontánea de Bayonne conducíamos recién duchados y con una cama recién hecha (en el calor nuestra margarina se había independizado y por desgracia extendido en nuestra cama) a través de la frontera española y tuvimos que repostar primero. Pero eso no era tan malo, ya que la gasolina es mucho más barata en España que en Francia! Así que pagamos sólo 1,10 € por litro en easygas (una de las gasolineras más baratas). De esta manera, se puede ahorrar mucho. 😉

Como teníamos hambre, empezamos a buscar un supermercado todavía abierto y lo encontramos en el enorme centro comercial Garbera un poco al este de San Sebastián. Allí encontramos un sinnúmero de variedades de leche vegetal barata y guacamole muy sabroso y picante. El centro comercial no sólo estaba abierto hasta tarde en la noche, sino también ofrece wifi gratis y también sofás con enchufes y puertos USB. Además, finalmente podíamos de nuevo entender todo lo que nos rodeaba y comunicarnos razonablemente. ¡Estábamos realmente muy contentos de haber llegado a España!

Videojuego en el Centro Comercial Garbera
Videojuego en el Centro Comercial Garbera

Una cosa podemos decir con certeza sobre el País Vasco: Es muy montañoso. Así tuvimos una vista muy bonita sobre la ciudad también desde nuestro lugar para dormir. Después de haber subido algunos videos con el wifi del centro comercial, desayunado y relajado algún tiempo, nos pusimos en marcha con las bicicletas al Kafe Botanika. Nos paseamos a lo largo del río Urumea y nos sorprendieron positivamente los carriles bici anchos – una rareza en España.

Puente de María Cristina
Puente de María Cristina

El Kafe Botanika está situado cerca del Puente de María Cristina y de la Catedral del Buen Pastor. Una puerta conduce al jardín colorido y maravillosamente amueblado.

Con un zumo de sandía recién exprimido, una ensalada de primavera bellamente presentada y hummus con pan de pita empezamos este placer saboroso y visual (beautifood sería la palabra adecuada para esto). A continuación, seguimos con un curry de champiñones antes de que un pedazo de pastel jugoso-frutal con salsa de kiwi y una taza de café con leche de soja concluyó. ¡Nos encantó el personal amable, la comida y el ambiente y nos gustaría volver en cualquier momento!

Después, sólo rodamos una pequeña ronda, comenzando por la catedral, por el paseo marítimo de la playa urbana, la Playa de la Concha, hasta el Palacio de Miramar (antigua residencia de verano de la Reina María Cristina) desde donde se tiene una vista hermosa sobre la Bahía de La Concha.

Ya que estaba bastante nublado y ventoso, volvimos al centro comercial, sólo para continuar al día siguiente donde nos habíamos parado. Aparcamos cerca de la Plaza Gipuzkoa, fuimos de nuevo a la Playa de La Concha y caminamos descalzos por el mar frío. La playa era frecuentada por sorprendentemente muchos perros, que parecen ser más que bienvenidos aquí. Por lo tanto, ¡no es un mal destino para los amantes de playa y perros!

Entonces agarramos nuestras bicicletas y fuimos al conjunto de esculturas El Peine del Viento XV, una de las obras más famosas de Eduardo Chillida. Las tres esculturas de acero de diez toneladas de peso cada una, incrustadas en unas rocas que dan al mar Cantábrico, cuyas olas las azotan.

Peine del Viento XV

Luego subimos al Monte Igueldo. En la parte superior de la montaña, se requiere una cuota de entrada para el hotel entronizado con un parque de ocio muy poco bonito. Nos la ahorramos ya que teníamos una bonita vista sobre la Bahía de La Concha y San Sebastián ya en el camino hacía arriba. Si no se prefiere subir a la montaña a pie, hay dos alternativas: un teleférico histórico o la línea de autobús 16.

La entrada al casco antiguo de San Sebastián es el ayuntamiento, que fue abierto como casino en 1897 y ha servido en su función actual desde 1947. A través de las callecitas y las multitudes buscamos nuestro camino a la Plaza central de la Constitución con el antiguo ayuntamiento. Después de haber visto las dos iglesias Santa María y San Vicente, fuimos al Museo de San Telmo, que también solo miramos desde fuera.

Como nos sentimos un poco hambrientos y los supermercados “normales” están cerrados los domingos aquí, nos fuimos al pequeño “super”mercado Baratze, que casi parecía una tienda sin embalaje. Compramos judías blancas y verduras y lo comimos junto con salsa de tomate en el coche.

Después, visitamos brevemente la Playa de la Zurriola, la playa de los surfistas de la ciudad. Hemos evitado la subida probablemente bastante agotador al Monte Urgull, con la estatua de Cristo de 12,5 metros de altura, ya que se dice que la vista desde el Monte Igueldo es mucho más hermosa de todos modos. Esto ya terminó nuestra estancia en la Capital Europea de la Cultura 2006, por que fuimos ahora a Bilbao.

San Sebastián realmente nos gustó mucho y nos sorprendió gratamente la playa urbana amplia con su agua cristalina y su amabilidad de perro. Además, nos gustó que hay carriles bici por toda la ciudad, por lo que también se puede explorar la ciudad en bicicleta sin tener que entrar en el caos del tráfico español en la carretera.

Playa de La Concha

Cualquiera que ahora piensa que ha encontrado un destino de verano aún desconocido, sin embargo, es demasiado tarde: para evitar este tipo de situaciones, uno probablemente debería viajar en la temporada baja aquí. ¡Pero San Sebastián seguramente te encantará en primavera u otoño!

Más impresiones:

En el Palacio de Miramar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al usar este formulario, acepto el almacenamiento y procesamiento de mis datos (nombre/correo electrónico/sitio web/dirección IP) a través de este sitio web. Este sitio web utiliza cookies para brindarme la mejor experiencia posible. Más información se puede encontrar en la política de privacidad.